CARRILLERAS DE CERDO IBÉRICO CON SALSA DE NAPICOL A LA CERVEZA NEGRA

De tod@s es conocido la salsa por antonomasia que es utilizada a la hora de comernos unas buenas carrilleras de cerdo, que no es otra que la de vino.

¿Y si cambiamos esa salsa por una nueva? Pues desde aquí os animamos a que realicéis esta nueva, que también combina a las mil maravillas con las carrilleras. Y como estamos innovando, vamos a cambiar los típicos dados de patatas fritas por un arroz blanco cocido que le va a la perfección.

Ingredientes para 4 personas

  • 8 carrilleras de cerdo ibéricas
  • Salsa de napicol a la cerveza negra
  • 2 dientes de ajo laminados
  • 60gr de AOVE
  • 240gr de arroz variedad Albufera
  • 600gr de agua
  • 1 hoja de laurel
  • sal

Ingredientes para la realización de la salsa

  • 2 puerros medianos
  • 1 cebolla mediana
  • 2 zanahorias medianas
  • 1 napicol o nabicol mediano
  • 60gr de Aceite de Oliva Virgen Extra
  • 1 lata de cerveza negra Guiness
  • 2,5l de agua

En una olla, añadimos todas las verduras, previamente cortadas en trozos pequeños, y las vamos a tostar a fuego medio/bajo procurando que no se quemen (de lo contrario, amargarían). Cuando hayan adquirido un color ocre (dorado intenso), le añadiremos la sal para que suelten el agua que contengan y seguiremos tostando durante 5 minutos más. Pasado este tiempo, le añadiremos el aceite y las sofreiremos durante 5 minutos. De esta manera, conseguiremos sacar más sabor a las verduras y el aceite conservará todas sus propiedades organolépticas, tanto el sabor y el olor. Pasados los 5 minutos, le añadiremos a las verduras la lata de cerveza negra, removemos bien y dejaremos evaporar el alcohol que contiene ésta. Pasados unos 3 minutos, añadiremos el agua, tapamos la olla express con su tapa y las dejamos cocer durante 35 minutos. Concluido el tiempo, apagamos el fuego y pasaremos el caldo de las verduras por la batidora para después pasar dicha salsa por un pasapuré o colador chino, para dejarla muy fina y la reservamos.

Como preparar las carrilleras

Mientras se tuestan las verduras, limpiaremos muy bien las carrilleras y las pondremos en una salmuera líquida (agua y sal) con un 10% de sal de la cantidad de agua utilizada, durante 20 minutos. De esta forma, conseguimos que se hidraten bien, queden más jugosas y nos queden con el punto de sal correcto.

Pasados los 20 minutos, las sacamos de la salmuera, las secamos muy bien, le añadimos pimienta negra recién molida, las enharinamos ligeramente y las doramos en nuestra cazuela de Pata Negra con un poco de aceite de oliva. No deben de estar mucho tiempo enharinadas, pues si transcurre mucho tiempo hasta dorarlas, pueden llegar a estropearse. Una vez doradas, las cubriremos con agua y las cocinaremos durante unos 40 minutos.

Pasados los 40 minutos, le añadimos la salsa que teníamos reservada y dejaremos cocer durante 30 minutos más.

Elaboración del arroz

Cuando nos falten 20 minutos para que se termine el tiempo de cocción de las carrileras, comenzaremos a preparar el arroz.

En un cazo, añadimos el AOVE y sofreiremos en él los ajos laminados. Una vez sofritos, le añadiremos el arroz, lo nacaramos(sofreímos) de tal forma que queden todos los granos impregnados del aceite y lo cubrimos con agua caliente. Subimos el fuego a tope, y cocinamos durante 7 minutos. Pasado este tiempo, bajamos el fuego y cocinaremos durante 10 minutos más. Durante la cocción del arroz, debemos dejarlo en su punto de salinidad.

Pasados los 17 minutos de cocción, apagamos el fuego y lo dejaremos reposar 5 minutos más.

Emplatado

Reposado el arroz y terminadas las carrilleras, sólo nos queda emplatarlas.

En un plato llano, serviremos 2 carrilleras por comensal que cubriremos con la salsa realizada y al lado de éstas, pondremos unos 60gr de arroz. Con el arroz, podemos hacer 3 cosas:

  • Añadirle al arroz un poco de pimienta negra recién molida y regarlo con un hilo de AOVE
  • Añadirle por encima un poco de la salsa de las carrilleras.
  • Comérnoslo tal cual

Independientemente de lo que escojamos, estas carrilleras tan resultonas, las disfrutaremos con una buena de copa de vino tinto. Os dejamos esta recomendacion de nuestro colaborador SABORES DE LA VID :

Tinto Crianza, DO Ribera del Duero DIAZ BAYO 15 MESES

Os invitamos a que realicéis dicha receta y nos enviéis vuestros comentarios.

¡¡¡Que os aproveche!!!

ALBÓNDIGAS EN SALSA DE LA ABUELA

Nuestras abuelas, tenían un don para hacer platos llenos de sabor con poquitos ingredientes. Esa cultura de la cocina de nuestras abuelas, es la esencia pura y dura de las comidas hoy en día, que prácticamente, va desapareciendo poco a poco y debemos de ir rescatando esas recetas tan humildes con un gran sabor y con poquitos ingredientes.

Hoy os traigo una receta que a mí, personalmente, me encantaba de pequeño. Mi abuela, siempre me hacía pocas!!! jajajajajaja

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS

Para las albóndigas:

  • 800gr de carne picada de ternera o mixta (ternera y cerdo)
  • 5 dientes de ajo muy picados
  • Unos 200gr de pan rayado o en su defecto, miga de pan remojada en leche (si se tiene pan duro)
  • Unos 80-100gr de leche fresca
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Media cucharadita de comino
  • Perejil fresco muy picado

Resto de ingredientes del plato:

  • 300gr de setas portobello o champiñones
  • Un chorrito de vino blanco
  • 3 dientes de ajo muy picados
  • Perejil fresco muy picado
  • Harina
  • 1l de caldo de carne casero
  • Aceite de girasol
  • AOVE

Elaboración del plato:

Empezaremos elaborando la carne para hacer las albóndigas. En un bol, ponemos la carne picada, salpimentamos, añadimos los ajos picados, el perejil, el pan rayado, el comino y la leche. Mezclamos todos los ingredientes muy bien, tapamos con un film transparente y dejamos que repose la carne durante 1h en el frigorífico para que se integren los sabores en la carne.

Mientras la carne reposa, cogeremos los Portobellos, los limpiamos bien y los cortaremos a trozos.

Una vez cortados, los vamos a sofreír junto a 3 dientes de ajo muy picados en una sartén con un chorrito de AOVE. Una vez hayan cambiado de color, le vamos a añadir a la sartén, un chorrito de vino blanco.Dejaremos que el alcohol se evapore, añadimos perejil muy picado y los dejaremos sofreír durante 1´. Pasado ese tiempo, los reservaremos.

Seguidamente, sacamos la carne de las albóndigas del frigorífico y procederemos a hacerlas formando unas bolas de carne del tamaño de una pelota de golf aproximadamente. Una vez formadas las bolas de carne, las vamos a pasar por harina y posteriormente sofreírlas en aceite de girasol. A medida que se vayan sofriendo, las vamos a ir depositando en un papel absorbente para que éste absorba el aceite sobrante y las reservaremos.

Una vez ya tenemos todas las albóndigas fritas, cogeremos una olla baja y en ella, pondremos el litro de caldo y lo calentamos hasta que prácticamente empiece a hervir. Una vez esté caliente, introduciremos en él las albóndigas y los portobellos que teníamos reservado. Tapamos la cacerola y cocinaremos a fuego bajo durante 10´ aproximadamente.

Cada 2´ más o menos, iremos moviendo la cacerola con movimientos circulares para que la harina de las albóndigas se vaya soltando y vaya espesando el caldo.

Una vez esté ligado el caldo, apagamos el fuego y serviremos junto a buen pan de hogaza y vino tinto.

Espero que hagáis dicha receta y me comentéis vuestras impresiones de la receta.

Buen provecho!!!